Portada
 
 
 
 
 


La mejor aplicación para el móvil

 

blog escrito por el cuasatar, 11 de nov del 2017

11
17
nov
20
 
La mejor aplicación para el móvil
La mejor aplicación para el móvil - Dibujo creado por El Cuasatar
 

Hace unos años, la telefonía móvil estaba solamente al alcance de unos pocos privilegiados, los cuales pagaban precios realmente escandalosos por llevar enormes y pesados teléfonos cuya única virtud era la de poder realizar llamadas costosas y guardar algunos números en memoria para no tener que cargar una agenda con los números anotados. Con el paso del tiempo y el  desarrollo de nuevas redes móviles y tecnologías, las prestaciones de los equipos fueron mejorando poco a poco, permitiendo no solamente transmitir voz sino también datos, lo que produjo un auténtico revolcón en la creación de los sistemas operativos de los teléfonos, con el fin de que pudieran dar soporte a realizar nuevas tareas como navegar por internet o revisar un correo electrónico, sin la ayuda de un computador.

La expansión de las redes móviles y la consecución de más abonados permitió que los precios de la telefonía redujeran considerablemente su precio y cada día más y más personas puedan hacerse con un plan, sin tener que donar un riñón para este propósito. En contraparte las nuevas funcionalidades que permite incluir la transmisión de datos, han hecho que los teléfonos cada día tengan mejores prestaciones, asemejándose a pequeños computadores portátiles, lo que hace que muchos de estos dispositivos no se encuentren al alcance de todos los bolsillos.

Como la idea es que la gente pueda hacerse con alguno de estos teléfonos para poder vender los planes de telefonía, tanto los operadores de telefonía, así como las tiendas de grandes superficies ofrecen estos equipos en “cómodas” cuotas mensuales con el fin de seguir expandiendo un negocio tan lucrativo. Si las personas fueran conscientes de lo que van a llegar a pagar por su teléfono con los intereses incluidos durante los próximos años al final de cuentas les saldría más económico comprarse el nuevo IPhone X y sin el riesgo de que cuando lo terminen de pagar, su teléfono se encuentre completamente desactualizado.

Sin embargo el tener un dispositivo móvil no es nada útil si no se cuenta con aplicaciones que se ajusten a las necesidades de cada usuario en particular y que lo conviertan en una poderosa herramienta de estudio, trabajo u ocio. Ante el montón de programas que existen en las tiendas de aplicaciones, en ocasiones es bastante difícil saber escoger cuales pueden llegar a ser las más útiles e imprescindibles para cada usuario en particular.  

Como se que existen tantas opciones disponibles, quiero aprovechar este espacio para compartir con ustedes mi aplicación favorita, sin la cual creo que no podría desempeñar mis funciones del día a día. No se trata de la aplicación de una red social, ni mucho menos una aplicación de noticias, memes o de gatitos felices, tampoco es una en la que tomas horribles fotos que para colmo de males dañas con espantosos filtros que le agregan ese espantoso ruido que en el pasado los fotógrafos profesionales trataban de evitar a toda costa y que ahora por culpa de unos modernillos, parece que dañar tus fotografías y compartirlas con el mundo entero fuera de lo más chachi pirulis.

La aplicación de la que les vengo a hablar el día de hoy, es nada más ni nada menos que el famoso temporizador. Es una aplicación tan útil que la tienen tanto los teléfonos inteligentes como los atontados, sin distinción de su coeficiente intelectual. Yo no podría concebir el mundo moderno sin tan útil aplicación. A continuación expondré algunos ejemplos que demuestran cuán poderosa puede llegar a ser en nuestro día a día.

La primera tiene que ver con las personas que les gusta la cocina, ya bien sea si tienen pocos conocimientos y solamente cocinan su comida precocinada o si por el contrario son unos pequeños chefs en potencia. En el primer caso imaginen que con su grupo de amigos están a punto de disputar un torneo en línea de Halo, Call of Duty o cualquier otro juego parecido y sus compañeros de aventuras cuentan con usted para darle en la mula a sus contrincantes. Como dispone de poco tiempo solo tiene tiempo para meter en el horno una pizza congelada, que será su único alimento durante las próximas horas. Por el afán de iniciar la partida usted no se encuentra pendiente de cuánto tiempo lleva la misma en el horno. Si está concentrado dando mamporrazos y balas es muy posible que su pizza pase de ser carbonara a quedar carbonizada. Por el contrario, si usted es un aficionado a la cocina, bien conoce las bondades de tener un temporizador para medir los tiempos exactos de cocción y lograr que sus platos sean excelentes. El no contar con un temporizador a la mano  puede hacer que en lugar de que le llamen Saúl en la olla, le digan: Saúl, ¿Qué pasó con mis ollas?

Otro uso importante es para las personas que llevan un día muy ajetreado y deben hacer varias actividades al día. Es comprensible que las personas que se concentran en sus actividades en exceso puedan llegar a olvidar otras que también son importantes. Aunque mi generación no es el del hilo amarrado al dedo, creo que si no contara con un temporizador para que me avise cuando debo cambiar de actividad o hacer una llamada, seguramente mi dedo estaría completamente morado, a punto de la gangrenación y sin la más remota idea de la razón por la cual me amarre el hilo al dedo.  

De igual forma unas de mis actividades favoritas es la de hacer ejercicio, si bien en ocasiones me gustaría pasar horas completas haciendo esta actividad, el contar con un temporizador me permite realizar la actividad en un tiempo determinado y medir mi rendimiento. Si lo suyo es más bien correr como loca con chanclas, créame que un temporizador no se le sera de ayuda.

Las opciones que ofrece el temporizador son muchas y muy variadas, por más sencillo que parezca, piense en las posibilidades que está dejando escapar en su vida por no usar tan útil aplicación.  

 
Primero Siguiente » Ultimo